Equipo de Asesoría Pedagógica y Formación Docente

  Daniel Carbone 

  Contacto :  asesoriapedagogica@frcu.utn.edu.ar

 

Fundamentación

Considerando que la docencia es una de las funciones encomendadas a la Universidad, resulta conveniente implementar acciones que sistematicen la formación continua de los docentes, orientadas a la reflexión y mejoramiento progresivo de sus prácticas pedagógicas. Así lo ha entendido nuestra Facultad quien, en función de ello, ha implementado una serie de estrategias en esta línea a lo largo de su historia.

Sobre la base de la experiencia recogida a través de las actividades del Equipo Interdisciplinario de Apoyo Académico y, en los últimos años, a partir de las evaluaciones realizadas por la CONEAU, se ha ido conformando la Asesoría Pedagógica, cuya misión es la de generar las condiciones para contribuir a la Formación Docente Continua de un modo contextualizado.

Es imprescindible, a los efectos de precisar las acciones a realizar, definir el rol de la Asesoría Pedagógica. En este marco, nos posicionamos en un modelo que supera los tradicionales tecnicismos de corte instrumental, que veía al asesor pedagógico como a un técnico proveedor de “recetas” para resolver situaciones problemáticas de carácter metodológico. Entendemos que la formación de estudiantes universitarios requiere que las prácticas pedagógicas sean entendidas como el conjunto de procesos multidimensionales y complejos que se llevan a cabo con el fin de diseñar, organizar, promover y evaluar las prácticas de enseñanza y de aprendizaje, concebidas como prácticas situadas, intencionadas y contextualizadas.

Es por ello que la Asesoría Pedagógica es concebida aquí como un espacio de acción institucional que, dependiendo de la Secretaría Académica, articula sus funciones con los Departamentos de Carrera, el/los responsable/s de Carrera Académica, el Equipo de Seminario Universitario, el Equipo de Tutorías, la Secretaría de Extensión Universitaria, la Subsecretaría de Asuntos Estudiantiles y el Departamento de Alumnos, con quienes interactúa para cumplir sus objetivos de favorecer la formación docente continua y la adecuada inserción de los estudiantes a la vida universitaria.

El eje central de la Asesoría Pedagógica está constituido por las prácticas pedagógicas y, en ese sentido, propone generar un espacio de acción deliberativa que permita encontrar los instrumentos y acciones más idóneos involucrados en los procesos de enseñanza y de aprendizaje, para una formación profesional de excelencia.

Sus funciones involucran acciones de orientación pedagógica, de formación docente, de orientación a los estudiantes en torno a las problemáticas derivadas del aprendizaje en la universidad y a la articulación Escuela Media-Universidad. A su vez, estará vinculada con el equipo de investigación educativa de la Facultad, con quien retroalimentará su trabajo.

 

Estructura organizativa

Para llevar a cabo las tareas que se desprenden de las distintas líneas de acción, el equipo de Asesoría Pedagógica estará conformado de la siguiente manera:

 

Asesor Pedagógico/Coordinador

Composición del Equipo:

  • Secretario:
  • 2 Docentes de apoyo:

La designación del Asesor Pedagógico se realizará por Concurso de Antecedentes, oposición y clase Pública.

La designación del Secretario y de los Docentes de apoyo se realizará a propuesta del Asesor Pedagógico con acuerdo del Consejo Directivo.-

 

Líneas de acción

La Asesoría Pedagógica tiene a su cargo las siguientes líneas de acción, a las que, eventualmente, podrá sumar otras:

1-    Orientación pedagógico-didáctica

La Asesoría Pedagógica aporta a la Secretaría Académica criterios pedagógicos para la resolución de diferentes situaciones de índole académica y brinda orientación en actividades tendientes al análisis y evaluación del desarrollo curricular.

Colabora con los docentes de distintas cátedras y las autoridades de los Departamentos de Carrera en la lectura crítica de los procesos de enseñanza y de aprendizaje, a los efectos de orientarlos en la toma de decisiones para la intervención pedagógico-didáctica.

2-    Evaluación Institucional Académica

Administra y procesa la Encuesta de Opinión a los Estudiantes, como documentación pertinente a la Carrera Académica, y entrega los informes correspondientes a cada Departamento de Carrera.

Atiende las consultas que tanto docentes como autoridades de los Departamentos deseen realizar en relación con los resultados de dicha Encuesta.

Objetivos Generales:

  • Elaborar los  instrumentos de evaluación institucional académica.
  • Apoyar los programas de  acreditación de Carreras.

Objetivos Específicos:

  • Generar estrategias que permitan:
    • Elaborar herramientas para la detección de fortalezas, oportunidades y debilidades: buzón de sugerencias, minutas de seguimiento, planillas de evaluación y control.
    • Diagnosticar el desarrollo del Plan Estratégico de Facultad en el ámbito  del aula, fundamentándose en el desempeño de sus actores.
    • Elaborar los instrumentos necesarios para implementar planes de mejoras.
    • Proponer la toma de decisiones en las instancias evaluadas.

3-    Formación Docente Contínua

Desarrolla e implementa Cursos y Talleres de Formación Docente, en las modalidades presencial y virtual, tendientes a la actualización y perfeccionamiento de los conocimientos pedagógico–didácticos.

Genera encuentros y jornadas para el intercambio de experiencias docentes y de evaluación del desarrollo curricular.

 

4-    Seguimiento y Apoyo a los Estudiantes

Realiza acciones de seguimiento y apoyo a los estudiantes en relación con la asistencia a clases y el rendimiento académico, con el fin de contribuir a la disminución del desgranamiento y la deserción evitables.

 

5-    Articulación Escuela Media – Universidad

Diseña e implementa actividades de articulación con Escuelas de Nivel Medio de la zona de influencia de la Facultad, poniendo el foco en los estudiantes de los dos últimos años de dicho nivel.

 

La línea de Acción 1 será implementada en función de requerimientos específicos emergentes de las actividades académicas, en tanto que las líneas de Acción 2, 3, 4 y 5 serán llevadas a cabo de acuerdo a los siguientes Procedimientos:

Formación Docente Continua

Objetivo General:

  • Implementar propuestas de formación didáctico-pedagógica para el personal docente de la FRCU de la UTN.

Objetivos específicos:

  • Generar estrategias que permitan:
    • La reflexión acerca de la biografía educativa de los docentes de la FRCU, recuperando las propias experiencias que traen de su pasaje por las diferentes etapas de su proceso educativo.
    • La reflexión crítica acerca de las prácticas docentes actuales.
    • Desarrollar herramientas y métodos innovadores para la detección y solución de problemas propios de la enseñanza en el contexto de la universidad y los desafíos particulares que plantea ésta en los diferentes campos.
    • Desarrollar competencias didáctico-pedagógicas enmarcadas en los lineamientos epistemológicos y pedagógicos del Diseño Curricular de la UTN.

El Programa de Formación Docente Continua se desarrollará sobre la base de dos tipos de acciones: Jornadas de Reflexión y Cursos y/o Talleres de Formación.

 

Jornadas de reflexión

Tendrán como eje la reflexión acerca de las prácticas docentes y la búsqueda de soluciones innovadoras a las dificultades que se detecten a través de la Evaluación Institucional Académica u otro medio, teniendo como fin último la mejora continua de la calidad educativa en la FRCU. Para su realización se seguirá el siguiente procedimiento:

  • Se analizarán las encuestas a alumnos al final de cada cuatrimestre a fin de detectar los nodos problemáticos.
  • En función del resultado del punto anterior, la Asesoría Pedagógica planificará y organizará las Jornadas.
  • La difusión e inscripción de los docentes se realizará en coordinación con la Secretaría de Extensión Universitaria.
  • Lo actuado en las Jornadas quedará registrado en un informe que será remitido a cada uno de los participantes.

 

Cursos y/o Talleres de Formación

Las temáticas a abordar surgirán de las necesidades detectadas en la Evaluación Institucional Académica y en las Jornadas de Reflexión. Asimismo, en cada Jornada realizada se consultará a los participantes acerca de sus intereses al respecto.

Para su realización se seguirá el siguiente procedimiento:

  • Se analizarán las encuestas a alumnos al final de cada cuatrimestre y los informes de las distintas Jornadas de Reflexión realizadas, con el objeto de detectar los nodos problemáticos y/o temáticas de interés que demanden formación académica específica.
  • En función del resultado del punto anterior, la Asesoría Pedagógica planificará y organizará los Cursos y/o Talleres de Formación.
  • El dictado de los Cursos y/o Talleres estará a cargo del Equipo de Asesoría Pedagógica y eventualmente serán convocados profesionales especialistas en la temática a desarrollar.
  • La difusión e inscripción de los docentes se realizará en coordinación con la Secretaría de Extensión Universitaria.
  • Lo actuado en las Jornadas quedará registrado en un informe que será remitido a cada uno de los participantes.

 

Seguimiento y Apoyo a los Estudiantes

Objetivo General:

  • Contribuir a la mejora del rendimiento académico, a la disminución de la deserción y el desgranamiento evitables y a la mejora de la calidad educativa.

Objetivos específicos:

  • Detectar con suficiente antelación dificultades en la asistencia a clase y en el rendimiento académico de los estudiantes de primero y segundo año de las carreras de grado.
  • Implementar estrategias en forma conjunta entre estudiante/s, docentes, autoridades departamentales, Asesoría Pedagógica y Secretaría Académica, que permitan contribuir a solucionar las dificultades detectadas.

 

Procedimiento Control de Inasistencia

  • Se realizará a través del sistema de información SIU Guaraní, módulo de Asistencia “Posibles abandonos”[1], tomando como referencia la cantidad de inasistencias admitidas por cuatrimestre según Ordenanza Nº 908. Dicho procedimiento se ejecutará periódicamente, aproximadamente cada 15 días, generando un informe por cada reporte previsto.
  • En el módulo mencionado están previstos los siguientes reportes:
    • Estudiante que alcanzó el 30 % o más de inasistencia sobre las inasistencias admitidas para promocionar la asignatura.
    • Asignatura en la que se observe que al menos el 35% de los inscriptos a cursar dicha asignatura haya alcanzado el 30 % o más de inasistencia sobre las inasistencias admitidas para promocionar la asignatura.
    • Año/Nivel en el que se observe que al menos el 35% de los inscriptos en asignaturas de dicho nivel hayan alcanzado el 30 % o más de inasistencia sobre las inasistencias admitidas para promocionar la asignatura.
    • Áreas de conocimientos en las que se observe que al menos el 35% de los inscriptos a cursar dicha área, haya alcanzado el 30 % o más de inasistencia sobre las inasistencias admitidas para promocionar la asignatura.
  • La Asesoría Pedagógica analizará los reportes, determinando las situaciones problemáticas y decidirá la línea de acción a seguir.
  • Si se detecta que el problema radica en casos particulares, se citará a una entrevista a el/los estudiante/s con su regularidad comprometida, priorizando aquellos con mayor porcentaje de inasistencia.
  • Si se detecta que el problema radica en un nivel, asignatura y/o área de conocimiento, en forma global, se informará a la Secretaría Académica y a el/los Departamento/s involucrado/s para diseñar estrategias de soluciones conjuntamente con el/los docente/s.
  • Lo actuado quedará registrado en un informe, en el cual se detallarán: problemas, actores involucrados, acciones a implementar y resultados de las mismas.
  • Dicho informe será archivado por reporte y por año, al cuál solo tendrán acceso Asesoría Pedagógica y Secretará Académica.

 

Seguimiento del Rendimiento Académico

  • Será realizado a través del sistema de información SIU Guaraní, módulo Asistencia “Posibles abandonos”, tomando como referencia la calificación obtenida. Dicho procedimiento se ejecutará periódicamente, aproximadamente cada 15 días, generando un informe.
  • En el módulo mencionado están previstos los siguientes reportes:
    1. Estudiantes que hayan alcanzado una calificación inferior a 4 (cuatro) en cualquiera de las evaluaciones propuestas por la cátedra.
    2. Estudiantes que hayan desaprobado al menos por segunda vez  una asignatura por examen final y aún no hayan aprobado tal asignatura.
    3. Asignatura/s en la/s que se observe que al menos el 30% de los inscriptos a cursar dicha asignatura haya desaprobado la cursada.
  • La Asesoría Pedagógica analizará los reportes, determinando las situaciones problemáticas y decidirá la línea de acción a seguir.
  • Si se detecta que el problema radica en casos aislados, se citará a una entrevista a el/los Estudiante/s con rendimiento académico bajo.
  • Si se detecta que el problema radica en una asignatura, en forma global, se informará a la Secretaría Académica y a el/los Departamento/s involucrado/s para diseñar estrategias de soluciones conjuntamente con el/los docente/s.
  • Lo actuado quedará registrado en un informe, en el cual se detallarán: problemas, actores involucrados, acciones a implementar y resultados de las mismas.
  • Dicho informe será archivado, por reporte y por año, al cuál solo tendrán acceso Asesoría Pedagógica y Secretaría Académica.
  • Establecer y/o fortalecer vínculos institucionales entre la F.R.C.U. y los colegios de nivel medio e institutos terciarios de su zona de influencia.
  • Sensibilizar a los estudiantes de los dos últimos años del Nivel Medio acerca de la problemática vocacional.
  • Elaborar propuestas específicas para optimizar la articulación escuela media–universidad.
  • Difundir las carreras de la universidad, su inserción en el medio e importancia para el desarrollo regional y nacional.

 

Articulación Escuela Media – Universidad

Las dificultades que causa la transición entre los niveles educativos, muy especialmente la que va del nivel medio al universitario, se manifiestan de diferentes formas. Los altos índices de deserción y el bajo rendimiento son, probablemente, el resultado de una compleja situación consecuencia de  diversos factores entre los que se destaca la brecha producida entre el nivel medio y el universitario.

La transición de la Escuela Media a la Universidad plantea un cambio no sólo en lo referente al aprendizaje de nuevos conocimientos y distintas formas de relacionarse con el saber, sino que significa, además, adaptarse a nuevas formas de vida institucional. Este proceso demanda, en general, un gran esfuerzo a los estudiantes debido a las diferencias entre las normas, exigencias, hábitos de estudio, entre otros aspectos, existentes entre la enseñanza media y la universitaria. Esta problemática se manifiesta en bajos rendimientos académicos en el primer año de estudio, alto índice de deserción y desgranamiento, como así también en que los estudiantes dudan sobre sus propias capacidades para afrontar las exigencias de la carrera elegida.

Año tras año, constatamos que la formación de los alumnos que cursan el Seminario Universitario es “poco satisfactoria”, por lo menos, para los requerimientos de las carreras que ofrece nuestra Facultad.

Las dificultades que tienen los estudiantes para recordar y resignificar los conceptos que han estudiado en los años anteriores, en particular los referidos a las ciencias básicas (Matemática, Física y Química), se relacionan con problemas de aprendizaje que no son exclusivos del Área.

Con especial énfasis en los últimos períodos lectivos, se observa que un número cada vez más significativo de alumnos:

Ø  tiene dificultades para expresarse tanto en forma oral como escrita,

Ø  se olvida fácilmente lo que aprendieron,

Ø  presenta déficit en cuanto a estrategias de resolución de problemas,

Ø  posee escasos hábitos de reflexión y actitud crítica ante la información recibida,

Ø  tiene dificultades para organizar sus tiempos de manera eficaz,

Ø  presenta falta de sentido de utilidad de lo que aprenden en la escuela,

Ø  desconoce técnicas de estudio

Ø  tiene dificultades para mantener la atención por períodos prolongados.

Es por ello que la Facultad Regional Concepción del Uruguay de la Universidad Tecnológica Nacional, a través de su Plan Estratégico, prevé la asignación de recursos con el fin de optimizar el apoyo académico y la articulación con el nivel medio. En consecuencia, es política de la Facultad implementar y profundizar proyectos que tiendan a elevar el nivel académico de los estudiantes ingresantes. En este marco se inscribe esta línea de acción, que denominamos “La Universidad va a la Escuela”, cuya intencionalidad es que la Facultad realice acciones tendientes a fortalecer el vínculo con el Nivel Medio y realizar, conjuntamente, acciones orientadas a elevar las expectativas de los estudiantes de escuelas medias y asegurar su preparación para la inserción en el nivel superior, facilitando el acceso y permanencia de los estudiantes en los primeros años de la universidad.

Objetivo general:

Promover acciones tendientes a facilitar el ingreso y permanencia en el nivel superior de los estudiantes de escuelas medias.

Objetivos específicos:

Generar ámbitos de debate y reflexión para:

  • Establecer y/o fortalecer vínculos institucionales entre la F.R.C.U. y los colegios de nivel medio e institutos terciarios de su zona de influencia.
  • Promover el diálogo entre directivos, docentes y estudiantes de ambos niveles, tendiente a encontrar estrategias para superar las dificultades de los estudiantes en la transición del nivel medio a la universidad.
  • Concientizar a las autoridades y docentes del Nivel Medio acerca de la importancia de desarrollar acciones conjuntas para reducir la brecha entre ambos niveles educativos.
  • Identificar nodos problemáticos en la articulación Escuela Media-Universidad.
  • Sensibilizar a los estudiantes de los dos últimos años del Nivel Medio acerca de la problemática vocacional.
  • Elaborar propuestas específicas para optimizar la articulación escuela media–universidad.
  • Difundir las carreras de la universidad, su inserción en el medio e importancia para el desarrollo regional y nacional.

Para el logro de estos objetivos, la Asesoría Pedagógica implementará acciones referentes a:

  • Jornadas de reflexión y elaboración de propuestas de articulación, en las que participen autoridades, docentes y estudiantes de ambos niveles.
  • Actividades de formación, destinadas a docentes de ambos niveles, poniendo el foco en las Ciencias Básicas y en lo pedagógico-didáctico.
  • Cursos y/o Talleres dirigidos a estudiantes secundarios en temáticas referidos a Orientación Vocacional, Trabajo Intelectual, comunicación escrita y oral, resolución de problemas, entre otros.
  • Asesoramiento permanente disponible para los actores del proceso de articulación Escuela Media-Universidad.

 

Código de Ética

Los responsables y colaboradores de este Programa están sujetos a un Código de Ética, mediante el cual se comprometen a no divulgar ningún tipo de información, ni tomar decisiones que pudieran afectar el nombre y/o actividad institucional de las personas que participen de las acciones realizadas.

También puede gustarle...

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux